Empresa Intracomunitaria

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Desde Gestoria Barcelona y siguiendo con la voluntad de información que tenemos vamos a publicar una serie de consultas que nos han hecho, con las que creemos que podemos clarificar las dudas tributarias que puedan surgir dentro del ambito de la empresa. Con esta primera consulta daremos una versión global de las implicaciones fiscales y laborales que tiene una empresa de la CEE a la hora de iniciar sus actividades en territorio español.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

CONSULTA:
1.- Empresa italiana de construcción que quiere operar regularmente en España : opciones que tiene para su legalización en el país.
2.- Situación de los trabajadores italianos en España.

1 .- POSIBILIDADES FISCALES

a) Establecimiento no permanente
b) Establecimiento Permanente
c) Sociedad en España

a)Establecimiento no permanente (CIF PROVISIONAL)

Podrán formalizar un establecimiento no permanente en España todas las empresas extranjeras , en este caso de construcción , que realicen obras de construcción ,instalación o montaje cuya duración sea inferior a seis meses ( antes de 2003, doce meses).
Por lo tanto se deduce de esta definición , que según la consulta planteada no cumpliría los requisitos establecidos por que la intención de la Empresa es operar, en principio , de una manera regular.

La documentación a aportar para su legalización en España es la siguiente:
-Declaración de alta censal (036)
-Nombramiento del representante fiscal en España
-Fotocopia del NIF del representante que deberá firmar la declaración fiscal antes mencionada.
– Certificado del organismo oficial italiano correspondiente que la empresa Italiana está de alta en ese país( Registro Mercantil, Ministerio Hacienda o similares)
-Poderes notariales a favor del representante

b) Establecimiento permanente

Se considera como Establecimiento permanente a:

– las sedes de dirección, sucursales, oficinas, fabricas, talleres, almacenes.tiendas u otros establecimientos; – las minas , pozos de petróleo o de gas o canteras;
– las explotaciones agrícolas, forestales p pecuarias o cualquier otro lugar de explotación o extracción de recursos naturales; – las obras de construcción, instalación o montaje cuya duración sea superior a seis meses ( antes de 2003, doce meses)

Para ampliar un poco más el concepto de EP y clarificarlo señalo ejemplos no considerados EP:

– Una oficina de información de una Sociedad Extranjera que constituye una simple prolongación de la misma, siendo su actividad auxiliar o preparatoria de la actividad de la casa central (mediante convenio).
– Un almacén de mercancías, mediante convenio, establecido en España en el que se desarrolie una actividad auxiliar o preparatoria de la actividad de la casa central.
– Si una entidad no residente opera por medio de agente o comisionista independiente en el marco de su actividad profesional , con concurre EP.
Una característica fundamental del EP es la ausencia de personalidad jurídica distinta de la que corresponde a la casa central. Ello permite diferenciarlo de otras formas alternativas de realización de una actividad económica por el no residente (creación de filial, participación en sociedad residente, etc.).
No hay, pues, dos entes económicos con personalidad jurídica diferenciada –como ocurre en e1 caso de sociedades matriz y filial-, sino un sujeto con personalidad jurídica única que opera a trav6s de distintas instalaciones, centros, dependencias, etc., en definitiva, establecimientos permanentes, uno de los cuales esta situado en España.

Un mismo no residente puede tener en España varios EP; así, cuando disponga de diversos centros de actividad en territorio español, se considera que éstos constituyen EP distintos siempre que concurran las siguientes condiciones:
– que cada uno de ellos realice actividades claramente diferenciables; y – que la gestión de las mismas se lleve de forma separada.
Si existe tal diversidad de establecimientos, la tributación de cada uno ha de ser independiente de los demás, sin que sea posible la compensación de rentas entre EP distintos. Si nos encontriramos en este caso cada Establecimiento debería adoptar una denominación diferenciada y obtener un NLF diferente.
RENTAS IMPUTABLES A EP
El principio general es que los EP han de tributar por la totalidad de las rentas que les sean imputables, con independencia del lugar en que se hubiesen producido u obtenido.
La LIRNR concreta la composición de dichas rentas en los conceptos siguientes:
– Los rendimientos de las explotaciones económicas desarrolladas por el EP.
– Los rendimientos derivados de la cesión de elementos patrimoniales afectos al EP.
– Las ganancias o pérdidas patrimoniales derivados de elementos patrimoniales afectos al EP.

MODOS DE TRIBUTACION
Existen dos modos de tributar a la Hacienda Española:
1. Régimen general o común
2. Régimen de los EP con actividades de corta duración en el tiempo al que se pueden acoger las empresas que realizan actividades de obras de construcción o montaje con una duración superior a 6 meses. Este régimen es opcional , es decir se puede optar por éste o por el general , manifestándolo en la declaración de alta en el censo.

1. Régimen general
Se calculará a partir de las rentas imputables, ya expuestas en apartados anteriores, menos los gastos deducibles devengados para la imputación de dichas rentas. Sin embargo se consideran no deducibles para determinar la base imponible del EP:

-los pagos que el EP efectúe a la casa central a titulo de cánones, intereses, comisiones , en contraprestación de asistencia técnica o por el uso de otros bienes o derechos. Se consideran cánones los alquileres cobrados por cesión de maquinaria, por tanto en el caso que nos ocupa, las cantidades satisfechas por el Establecimiento permanente en España a Italia, no se podrán deducir en el EP.
-el coste de los capitales propios de la casa central (intereses y demás cargas financieras) afectos directa o indirectamente al EP en España. Como particularidad cabe significar que se podrán deducir la parte razonable de los gastos de dirección y generales de administración en que haya incurrido la casa central y que correspondan al EP. Con los siguientes requisitos:
-reflejo en los estados contables del EP
-constancia, mediante memoria informativa (que debe presentarse junto con la declaración, de los importes, criterios y módulos de reparto.
-racionalidad y continuidad de los criterios de imputación adoptados.
Se podrá plantear a la Administración una propuesta de valoración previa. El tipo impositivo a aplicar sera del 30%, pudiéndose aplicar las mismas deducciones y bonificaciones que los contribuyentes por el IS.En materia de presentación de declaraciones los EP se regirán igual que las entidades residentes. Debiendo cumplir por tanto con las mismas obligaciones fiscales: Declaraciones trimestrales de IVA, resumen anual del IVA, Impuesto sobre la Renta de No residentes, presentación de Cuentas Anuales, y todo ello con los mismos plazos que cualquier sociedad española

2. Régimen de los EP con actividades de corta duración en el tiempo
Como hemos dicho anteriormente este Régimen es opcional, pudiendo tributar por éste las empresas que realicen obras de construcción, instalación o montaje con un periodo superior a seis meses.
Este Régimen se caracteriza por tributar operación por operación , es decir en el caso que nos ocupa factura por factura. Se deberá liquidar el Impuesto a partir de un mes del devengo de cada factura. Debiéndose imputar los gastos también factura por factura. Este régimen creemos que más bien está pensado para empresas de construcción que cobran por obra realizada.

La documentación a aportar para la legalización de un EP en España es la siguiente:

a) Declaración de alta censal (036)
b)Nombramiento del representante fiscal en España.
c)Fotocopia del NIF del representante que deberá firmar la declaración fiscal antes mencionada.
d) Escrituras de Constitución de la Sociedad Italiana traducidas por un traductor oficial o por la Embajada Italiana, siempre con la apostilla de La Haya.
d)Poderes notariales a favor del representante

C) Sociedad en España


La tercera opción a contemplar, y ya avanzo creo más conveniente, es la de constituir una Sociedad en España. El funcionamiento de esta Sociedad seria exactamente el mismo que la de cualquier sociedad residente en España con algunas pequeñas particularidades:

1) Capital extranjero. Esta sociedad estaría participada por capital
extranjero , con dos supuestos :

a) socios personas fisicas (el dividendo tributaría al tipo del 15% .

b) socio la sociedad italiana (los dividendos estarían exentos de tributación al considerarse la empresa Española filial de la empresa Italiana y aplicando el Convenio entre España e Italia de 8 de septiembre de1978.

2) Alquiler de maquinaria Industrial. En este punto nos encontramos que la empresa Italiana alquilaría o cedería el uso a la empresa española el equipo necesario para ejercer su trabajo. Dicha actividad , según las leyes comunitarias, se considera realizada en territorio español, y más concretamente se considera un canon. Según el Convenio entre España e Italia de 8 de septiembre de 1978, los cánones pagados por una empresa de una pais a otro tributaran por un tipo del 8%. Es decir la empresa italiana se considera que tiene un establecimiento no permanente en España y tributará por el IRNR , y a su vez la empresa española deberá retener el 8% Además debemos tener en cuenta que la operación se considera en materia de IVA como de Inversión del Sujeto pasivo, por lo cual se deberá repercutir el IVA la empresa española (es decir pagarlo) mediante autofactura.

3) Relaciones entre las dos empresas. Al estar una empresa participada por la otra todas las operaciones entre ellas se consideran vinculadas, por lo cual se ha de tener en cuenta el principio de valor de mercado, que nos dice que las operaciones deberán ser valoradas por el precio normal del mercado ni
inferior ni superior.
Sintetizando la información antes mencionada, la operativa a seguir sería la siguiente:

1) Creación de una Sociedad en España ( que sería una filial de la sociedad italiana), cuyo socio sería la sociedad italiana.

2) La sociedad italiana debería establecerse como establecimiento no permanente en España, y tendría un NIF español, debiendo hacer declaraciones en España para pagar el canon antes mencionado.(Que por otra parte no pagaría porque ya la empresa española le habría hecho una retención en fuente del 8%)

3) La empresa española tributaría por el tipo del 25 % si es una sociedad de reducida dimensión , y al tipo general del 30% si no lo fuera (empresas con unafacturación anual superior a 6 millones de euros).

Documentación necesaria

-Escritura de Constitución en España.
-Obtención del NIF español por parte de la Sociedad Italiana (se realizará mediante Establecimiento No Permanente.
-Documentación del órgano de administración que vaya a regir la empresa Española.

2.- SITUACION DE LOS TRABAJADORES ITALIANOS EN ESPAÑA

En este apartado analizaremos las repercusiones tanto fiscales como laborales de los trabajadores desplazados desde Italia para trabajar en España, teniendo en cuenta que es indiferente que trabajen para un EP como para una sociedad constituida en España.

a) Repercusiones laborales
En este punto nos encontrariamos con una prestación de servicio transnacional regulado por la L 4511999 y la Directiva Europea 961711CE cuyo ámbito de aplicación incluye todos los países del llamado marco europeo e incluirá a todos los trabajadores desplazados a España desde cualquier país europeo.
En dicha ley , sintetizando, leemos lo siguiente:
El empresario debe comunicar el desplazamiento, antes de su inicio y con independencia de su duración a la autoridad laboral española competente en el lugar donde se vayan a prestar los servicios, que a su vez, lo pone en conocimiento de la ITSS y la AEAT.
Se aplican las condiciones de trabajo previstas por la legislación española, es decir, las establecidas tanto en las disposiciones legales y reglamentarias como en convenios colectivos y laudos aplicables en el lugar y en el sector o rama de actividad de que se trate, sin per juicio de la aplicación de las más favorables derivadas de lo dispuesto en la legislación aplicable a su contrato de trabajo, en los convenios colectivos, o en los contratos individuales de trabajo. Expresamente son:
– Tiempo de trabajo
– Cuantía mínima de salario correspondiente al gtupo o categoría profesional
– Igualdad de trato y no-discriminación, incluyendo a los trabajadores temporales y a tiempo parcial.
– Trabajo de menores.
– Prevención de riesgos laborales, incluidas las normas sobre protección de la maternidad y los menores.
– Respeto a la intimidad y dignidad de los trabajadores, incluida la protección frente a ofensas verbales o fisicas de naturaleza sexual.
– Libre sindicación y derechos de huelga y reunión.
No se aplican las condiciones relativas a vacaciones anuales retribuidas y cuantía de salario, ni es exigible la comunicación del desplazamiento a la autoridad laboral española cuando el desplazamiento no exceda de 8 días en los siguientes supuestos:
– trabajador por cuenta y bajo la dirección de su empresa en ejecución de un contrato celebrado entre la misma y el destinatario de la prestación, que esté establecido o que ejerza su actividad en España;
– trabajador a un centro de la propia empresa o de otra del grupo de que forme parte.
Para los trabajadores desplazados a España en el marco de una prestación de servicios transnacional deben respetarse en sus condiciones de trabajo los principios previstos en la legislación laboral española de igualdad de trato y no-discriminación directa o indirecta.
A parte de la comunicación a las autoridades Españolas del esplazamiento , los trabajadores comunitarios deberán comunicar a la Seguridad Social de sus respectivos países su desplazamiento a España para cubrir las posibles contingencias sanitarias que
puedan ocumr. (Modelo E-101).

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

b) Repercusiones fiscales
Los trabajadores italianos desplazados a territorio español por una duración inferior a 183 días en una año natural y contratados directamente por la empresa italiana, no se les repercutirá ningún tipo de impuesto español, por tanto seguirán tributando en su país de
origen por las rentas que obtengan.
Los trabajadores italianos desplazados a territorio español por una duración inferior a 183 días en una año natural y contratados por establecimiento permanente en España o por sociedad constituida en territorio español se les repercutirán las rentas obtenidas en España por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes a un tipo del 24 %.
Los trabajadores italianos desplazados a territorio español por una duración superior a 183 días en una año natural se les considerará residentes españoles , por lo cual tributaran en España por la totalidad de las rentas obtenidas en cualquier territorio . Les
será aplicable el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas español.

Publicado en Creación de Empresas.