Paro Autónomos

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

El pasado 06 de agosto se publicó en el BOE la Ley 32/2010 por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia , es decir,  en términos coloquiales el paro para los autónomos. Dicha Ley ha entrado en vigor el 06 de noviembre y desde Gestoría Barcelona queremos dar unas breves pinceladas y aclaraciones sobre el tema.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

La Ley tiene  por objeto regular el sistema específico de protección para los trabajadores autónomos que, pudiendo y queriendo ejercer una actividad económica o profesional a título lucrativo y estando incluidos en los niveles de protección en ella recogidos, hubieren cesado en esa actividad de manera involuntaria .

REQUISITOS

a) Estar afiliados y en situación de alta y cubiertas las contingencias profesionales, en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o al Régimen Especial de los Trabajadores del Mar en su caso.

b) Haber cotizado de manera interrumpida por cese de actividad durante como mínimo durante los 12 meses anteriores al cese.

c) Encontrarse en situación legal de cese de actividad, suscribir el compromiso de actividad al que se refiere el artículo 231 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley al de la Seguridad Social y acreditar activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo a través de las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora a las que pueda convocarle el Servicio Público de Empleo de la correspondiente Comunidad Autónoma, o en su caso el Instituto Social de la Marina.

d) No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el trabajador autónomo no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello.

e) Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha del cese de actividad no se cumpliera con este requisito pero se tuviera cubierto el período mínimo de cotización para tener derecho a la protección, el órgano gestor invitará al trabajador autónomo a que, en el plazo improrrogable de treinta días naturales, ingrese las cuotas debidas en los términos que reglamentariamente se establezcan.

Adicionalmente y solo para los autónomos que a su vez tengan trabajadores será requisito previo al cese de actividad el cumplimiento de las garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la legislación laboral.

CAUSAS

El punto más contravertido de la Ley nos lo encontramos en su artículo 5 en el que se habla de las causas de la situación legal de cese de actividad pero al no estar reglamentadas se desconoce a día de hoy cual será su justificación documental en su mayor parte . Dichas causas son las siguientes:

a) Por la concurrencia de motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos determinantes de la inviabilidad de proseguir la actividad económica o profesional. En caso de establecimiento abierto al público, se exigirá el cierre del mismo durante la percepción de la prestación.

En todo caso, se entenderá que existen estos motivos cuando concurra alguna de las situaciones siguientes:

1.º) Unas pérdidas derivadas del ejercicio de su actividad, en un año completo, superiores al 30% de los ingresos, o superiores al 20% en dos años consecutivos y completos. En ningún caso el primer año de inicio de la actividad computará a estos efectos.

2.º) Unas ejecuciones judiciales tendentes al cobro de deudas reconocidas por los órganos judiciales que comporten, al menos, el 40% de los ingresos de la actividad del trabajador autónomo correspondientes alejercicio económico inmediatamente anterior.

3.º) La declaración judicial de concurso que impida continuar con la actividad, en los términos de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

b) Por fuerza mayor, determinante del cese temporal o definitivo de la actividad económica o profesional.

c) Por pérdida de la licencia administrativa, siempre que la misma constituya un requisito para el ejercicio de la actividad económica o profesional y no venga motivada por incumplimientos contractuales o por la comisión de infracciones, faltas administrativas o delitos imputables al autónomo solicitante.

d) La violencia de género determinante del cese temporal o definitivo de la actividad de la trabajadora autónoma.

e) Por divorcio o acuerdo deseparación matrimonial, mediante la correspondiente resolución judicial, en los supuestos en que el autónomo divorciado o separado ejerciera funciones de ayuda familiar en el negocio de su ex cónyuge o de la persona de la que se ha separado, en función de las cuales estaba incluido en el correspondiente régimen de Seguridad Social, y que dejan de ejercerse a causa dela ruptura o separación matrimoniales.

2. Se encontrarán en situación legal de cese de actividad los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADES)  que, sin perjuicio de lo previsto en el primer apartado de este artículo cesen su actividad por extinción del contrato suscrito con el cliente del que dependan económicamente, en los siguientes supuestos:

a) Por la terminación de la duración convenida en el contrato o conclusión de la obra o servicio.

b) Por incumplimiento contractual grave del cliente, debidamente acreditado.

c) Por rescisión de la relación contractual adoptada por causa justificada por el cliente, de acuerdo con lo establecido en la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo.

d) Por rescisión de la relación contractual adoptada porcausa injustificada por el cliente, de acuerdo con lo establecido en la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo.

e) Por muerte, incapacidad o jubilación del cliente, siempre que impida la continuación de la actividad.

3. En ningún caso se considerará en situación legal de cese de actividad:

a) A aquéllos que cesen o interrumpan voluntariamente su actividad, salvo en el supuesto previsto en el apartado dos, letra b) del presente artículo.

b) A los trabajadores autónomos económicamente dependientes que, tras cesar en su relación con el cliente y percibir la prestación por cese de actividad, vuelvan a contratar con el mismo cliente en un plazo de un año, a contar desde el momento en que se extinguió , si si diera el caso tendrían que devolver la prestación percibida.

DURACION

La duración de la prestación estará naturalmente ligada a los períodos de cotización efectuados por cese de actividad según el siguiente cuadro:

 Cotización ( meses)    12 a 17   18  a 23       24 a 29        30 a 35        36 a 42        43 a 47         48 o más

 Duración    ( meses)        2               3                   4                 5                 6                    8                  12

CUANTÍA

La cuantía de la prestación será del 70 % de la base reguladora ( base de cotización media de los últimos 12 meses anteriores al cese). Para los autónomos sin hijos a cargo tendrá una cuantía máxima del 175 % del IPREM y una mínima del 80 % y para los que tengan hijos a cargo la máxima será del 200 % y la mínima del 107 %. Para hacerse una idea y a modo de ejemplo un autónomo cobraría si cotizara por la base mínima la cantidad de 589,26 euros/mes.

Como nota importante cabe significar que durante la percepción de la prestacíón la Mutua se hará cargo de las cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes del trabajador autónomo.

TIPO DE COTIZACIÓN

El tipo de cotización correspondiente a la protección por cese de actividad es el 2,2% de la base de cotización además y de forma obligatoria el autónomo que quiera acogerse a la prestación tendra que cotizar también ,de manera obligatoria,  por contingencias profesionales, teniendo una reducción del 0,5 % en la cotización por la cobertura de incapacidad temporal derivada de contingencias comunes. Como ejemplo, un autónomo que se dedica a una actividad relacionada con la construcción y con la base de cotización mínima pagaría un total de 321,57 € en concepto de autónomo con el siguiente detalle: 246,65 € (contingencias comunes), 56,40 € (contingencias profesionales) y 18,52 € (cese de actividad). 

GESTION

Corresponde a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social la gestión de las funciones y servicios derivados de la prestación económica por cese de actividad de los trabajadores autónomos y proceder al reconocimiento, suspensión, extinción y reanudación de las prestaciones, así como su pago, sin perjuicio de las atribuciones reconocidas a los órganos competentes de la Administración en materia de sanciones por infracciones en el orden social.A tal fin, la gestión de la prestación por cese de actividad corresponderá a la Mutua con la que el trabajador autónomo tenga concertada la cobertura de las contingencias profesionales.

NOTAS IMPORTANTES

1.- Para los trabajadores autónomos dependientes (TRADE) y los incluidos en el Régimen Especial del Mar (RETM), la cobertura de contingencias profesionales es obligatoria y por tanto, tambien obligatoria la cobertura por cese de actividad.

2.- La obligatoriedad de la cobertura de esta protección por cese ( “paro”) afecta a todos los autónomos que tengan cubiertas la contingencias profesionales ya sea con caracter voluntario u obligatorio es decir las dos coberturas van ligadas entre sí cuando se cotize por contingencias profesionales se cotizará automaticamente por cese.

3.- Los consejeros y administradores de sociedades mercantiles capitalistas que no tengan el control efectivo de la sociedad  (sociedades limitadas , anónimas etc…)  no están comprendidos en el ámbito subjetivo de la Ley al no ser estar encuadrados en el RETA.

4.-Los trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad profesionalo empresarial a partir de 1 de enero de 2009 y que no reciban ninguna otra ayuda o prestación pública con el objetivo de dar un soporte económico mientras siguen un itinerario de orientación y formación para mejorar suocupabilidad, tendrán derecho a una prestación económica de carácter no contributivo.

Esta prestación consiste en un cobro mensual de 425 euros durante un máximo de seis meses. La percepción de este importe está vinculada al compromiso de la búsqueda activa de ocupación por parte del beneficiario y a la realización de un mínimo de 180 horas de formación.

Los beneficiarios de la prestación deben cumplir los siguientes requisitos:

a) Haber cotizado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos tres de los últimos cinco años.

b) Que la media de ingresos familiares por persona no supere el 75% delSalario Mínimo Interprofesional.

c) Otros que se establezcan reglamentariamente

 

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Fuentes: Gestoria Barcelona- BOE http://www.boe.es/boe/dias/2010/08/06/pdfs/BOE-A-2010-12616.pdf

Publicado en Autónomos, Laboral.