Gestoria Barcelona - A la vanguardia de las Gestorias 2.0 en Barcelona
Alternative content

IMPUESTO DE SOCIEDADES 2010: TIPO IMPOSITIVO

IMPUESTO DE SOCIEDADES 2010 : TIPO IMPOSITIVO   Antes de empezar la campaña del impuesto de sociedades del ejercicio 2010 les invitamos a leer este artículo  desde Gestoria Barcelona para que tengan en cuenta que tanto por ciento de impuestos tienen que pagar el próximo 25 de julio.   Los tipos de gravamen aplicables en el […]

Lunes 23 mayo 2011 Publicado en: Fiscal 0

IMPUESTO DE SOCIEDADES 2010 : TIPO IMPOSITIVO

 

Antes de empezar la campaña del impuesto de sociedades del ejercicio 2010 les invitamos a leer este artículo  desde Gestoria Barcelona para que tengan en cuenta que tanto por ciento de impuestos tienen que pagar el próximo 25 de julio.

 

Los tipos de gravamen aplicables en el Impuesto sobre Sociedades vienen establecidos en el art.28 TRLIS.  No obstante, la Ley 35/2006 incorporó una nueva disposición adicional, la 8ª, al TRLIS en la que se prevé una reducción del tipo impositivo aplicable con carácter general y del aplicable a las entidades dedicadas a la exploración, investigación y explotación de yacimientos y almacenamientos subterráneos de hidrocarburos. En particular dicha reducción fue de 2,5 puntos en los períodos impositivos que se iniciaron a partir de 01-01-2007 y de otros 2,5 puntos adicionales para los períodos impositivos que se iniciaron a partir de 01-01-2008.

Por otra parte, la LPGE 2010 introdujo una nueva DA 12.ª, al TRLIS en la que se establece la aplicación de una escala de dos tramos con tipos de gravamen reducidos, en los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009, 2010 y 2011, para las entidades que cumpliendo determinados requisitos, mantengan o creen empleo en tales ejercicios. El Real Decreto-ley 6/2010, de 23 de diciembre, de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo ha modificado la DA 12.ª TRLIS incrementando, para los períodos impositivos iniciados dentro del año 2011 el tramo de base imponible que tributa al tipo reducido previsto en la escala. El mismo RDL modifica, con efectos para los períodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2011, el art.114 TRLIS en el que se regula el tipo de gravamen aplicable a las empresas de reducida dimensión, incrementando igualmente el tramo de base imponible que puede beneficiarse de la aplicación del tipo reducido.

Teniendo en cuenta las mencionadas modificaciones, los tipos de gravamen a aplicar por los distintos sujetos pasivos del impuesto son los siguientes:

· Con carácter general:

- 30%

· Empresas de reducida dimensión (art.114 TRLIS): aplicarán la siguiente escala salvo que conforme al art.28 TRLIS deban tributar a un tipo diferente del general:

a) Por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 €, al tipo del 25% (para períodos impositivos iniciados con anterioridad a 1 de enero de 2011, el tramo de base imponible que tributa al 25% es el comprendido entre 0 y 120.202,41 €).

b) Por la parte de base imponible restante, al tipo del 30%.

Cuando el período impositivo tenga una duración inferior al año, la parte de base imponible que tribute al 25% será la resultante de aplicar a 300.000 € la proporción en la que se encuentren el número de días del período impositivo y 365 días, o la base imponible del período impositivo cuando ésta fuese inferior.

· Tipo de gravamen reducido por mantenimiento o creación de empleo: En los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009, 2010 y 2011, las entidades que cumplan los requisitos que a continuación se detallarán, tributarán con arreglo a la siguiente escala:

o                a) Por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 120.202,41 €, al tipo del 20%.

En los períodos impositivos iniciados dentro del año 2011, el tipo del 20% se aplicará sobre la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 €

o                b) Por la parte de base imponible restante, al tipo del 25%

ATENCIÓN En los períodos impositivos iniciados dentro del año 2011 el tipo del 20% resulta aplicable a la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 €.

Cuando el período impositivo tenga una duración inferior al año, la parte de base imponible que tribute al 20% será la resultante de aplicar a 120.202,41 € cuando se trate de períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009 y 2010, o a 300.000 € cuando se trate de períodos impositivos iniciados dentro del año 2011, la proporción en la que se encuentren el número de días del período impositivo y 365 días, o la base imponible del período impositivo cuando ésta fuese inferior.

La aplicación de la escala anterior estará condicionada al cumplimiento de los siguientes requisitos, que se analizará de forma independiente en cada uno de los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009, 2010 y 2011:

o                a) Que se trate de entidades cuyo importe neto de la cifra de negocios en el período impositivo en el que se va a aplicar el tipo de gravamen reducido, sea inferior a 5 millones de euros.

El volumen de negocios establecido como límite se refiere al del grupo de sociedades en su conjunto, entendido el grupo en el sentido del art.42 CCo., con independencia de la residencia y de la obligación de formular cuentas anuales consolidadas, y a las personas ligadas por vínculos de parentesco en línea directa o colateral, consanguínea o por afinidad hasta el segundo grado inclusive, que se encuentren en relación a entidades de las que sean socios en alguno de los casos a que se refiere el artículo 42 CCo.

Cuando la entidad sea de nueva creación, o algunos de los períodos impositivos en los que se pretenda la aplicación del tipo de gravamen reducido tenga una duración inferior al año, o bien la actividad se hubiera desarrollado durante un plazo también inferior al año, el importe neto de la cifra de negocios se elevará al año.

La exigencia de un importe neto de la cifra de negocios para la aplicación de la escala reducida parece excluir la posibilidad de aplicar dicha escala a aquellas entidades que no desarrollen una actividad económica. En este sentido deben traerse a colación los argumentos esgrimidos tanto por el TEAC como por la DGT para concluir que no resulta aplicable el régimen de las empresas de reducida dimensión a las entidades que no desarrollen una actividad económica .

o                b) Que la plantilla media del período impositivo en el que se va a aplicar el tipo de gravamen reducido sea inferior a 25 empleados.

o                c) Que se trate de sujetos pasivos que con arreglo al art.28 TRLIS deban tributar al tipo general de gravamen, o bien de sujetos pasivos que pudieran aplicar la escala de gravamen de las empresas de reducida dimensión.

o                d) Requisito de mantenimiento o creación de empleo; durante los doce meses siguientes al inicio del período impositivo en el que se va a aplicar el tipo de gravamen reducido, la plantilla media de la entidad no puede ser inferior a la unidad y, además, tampoco puede ser inferior a la plantilla media de los doce meses anteriores al inicio del primer período impositivo que comience a partir de 1 de enero de 2009. En el supuesto de entidades cuyo ejercicio económico sea coincidente con el año natural y siempre que la plantilla media en cada ejercicio no sea inferior a la unidad, deberán comparar en cada uno de los ejercicios 2009, 2010 y 2011, la plantilla media de los mismos con la plantilla media del ejercicio 2008 de forma que en aquellos ejercicios en los que la plantilla media no sea inferior a la del ejercicio 2008, y siempre que se cumplan los restantes requisitos, podrán aplicar el tipo de gravamen reducido.

Si la entidad se hubiera constituido dentro del plazo de los 12 meses anteriores al primer período impositivo iniciado a partir de 1-01-2009 (en el caso de entidades cuyo ejercicio económico sea coincidente con el año natural, entidades que se hayan constituido en 2008), se tomará la plantilla media que resulte de “ese período”. La redacción del precepto plantea dudas de si la referencia que efectúa a “ese período” debe entenderse realizada al período de los doce meses anteriores o a la duración del período impositivo iniciado en 2008. Así por ejemplo, en el caso de una entidad con ejercicio económico coincidente con el año natural que se hubiera constituido el 01-10-2008, surge la duda de si se tomará el promedio de plantilla correspondiente al período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2008, o bien el promedio de plantilla correspondiente al período comprendido entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2008. Teniendo en cuenta que dicho promedio de plantilla es el que va a servir de base para determinar la procedencia o no de aplicar el tipo de gravamen reducido en cada uno de los períodos impositivos iniciados en 2009, 2010 y 2011, la aclaración de la duda comentada resulta de máximo interés. Tal y como está redactada la norma, entendemos que la misma se está remitiendo al plazo de los doce meses anteriores al inicio del primer período impositivo que comience a partir de 01-01-2009, con independencia de la duración que hubiera tenido dicho período impositivo. De esta forma, una entidad que se hubiera constituido el 01-10-2008 y que hubiera contratado desde el inicio a una persona a jornada completa, la plantilla media del ejercicio 2008 a considerar a efectos de la aplicación del tipo de gravamen reducido en 2009, 2010 y 2011 sería de 0,25 empleados. Si por el contrario entendiéramos que la norma se está refiriendo a la plantilla media del período impositivo iniciado en 2008, en función de la duración del mismo, la plantilla media a considerar a los mismos efectos sería de 1 empleado.

Cuando la entidad se haya constituido a partir del 1 de enero de 2009, deberán tenerse en cuenta las siguientes reglas especiales:

§                                 - Se considerará que la plantilla media de los doce meses anteriores al primer período impositivo iniciado a partir de dicha fecha es cero.

§                                 - Dado que en tales supuestos la plantilla media del período de comparación es cero, el único requisito que ha de cumplirse en cuanto al mantenimiento o creación de empleo, es que la plantilla media sea, al menos, igual a la unidad. Ahora bien, debe tenerse en cuenta que la norma exige que la plantilla media no sea inferior a la unidad en los doce meses siguientes al inicio del período impositivo, por lo que en el ejercicio en que se constituya la entidad la plantilla media que habrá de tomarse en consideración será la correspondiente al período transcurrido entre la constitución de la entidad y los doce meses posteriores. Así una entidad que se constituyera el 1 de junio de 2010, debería calcular la plantilla media del período comprendido entre el 1-06-2010 y el 31-05-2011 para determinar si en el primer período impositivo (1-06-2010 a 31-12-2010) puede o no aplicar el tipo de gravamen reducido, pudiendo plantearse las siguientes hipótesis:

§                                                 ο La plantilla media en los doce meses siguientes al inicio del primer período impositivo es igual o superior a la unidad; cumpliendo los restantes requisitos, la entidad podrá aplicar en el primer período impositivo el tipo de gravamen reducido. No obstante podría darse el supuesto de que en el momento de presentar la declaración del Impuesto correspondiente al primer período impositivo no hubieran transcurrido los doce meses que han de considerarse para el cálculo de la plantilla media. Sería el caso, por ejemplo, de una entidad con ejercicio económico coincidente con el año natural que se constituya después del 25 de julio de 2009, 2010 ó 2011. En tal caso y conforme a lo dispuesto en el último párrafo del apartado 2 de la DA 12.ª, la entidad podría aplicar el tipo de gravamen reducido en la autoliquidación del primer período impositivo sin perjuicio de que, de no confirmarse que la plantilla media alcanzara, al menos, la unidad procediera, bien en la forma que se indicará en el párrafo siguiente, bien a la regularización en el ejercicio en que se produzca el incumplimiento (el segundo) de la cuota dejada de ingresar por la aplicación indebida del incentivo fiscal (5% de la base imponible) más los correspondientes intereses de demora.

§                                                 ο La plantilla media en los doce meses siguientes al inicio del primer período impositivo es superior a cero e inferior a la unidad; el sujeto pasivo podrá aplicar el tipo de gravamen reducido en el primer período impositivo si bien condicionado a que en los doce meses posteriores a la conclusión de ese período impositivo la plantilla media no sea inferior a la unidad. Por ejemplo, en el caso de una entidad con ejercicio económico coincidente con el año natural que se constituyera el 1 de mayo de 2010, procedería la aplicación del tipo de gravamen reducido en el primer período impositivo si la plantilla media del período comprendido entre el 1-05-2010 y el 30-04-2011 es superior a cero e inferior a la unidad, siempre y cuando la plantilla media del período comprendido entre el 1-01-2011 y el 31-12-2011 fuera igual o superior a la unidad. Si aplicara el tipo de gravamen reducido en el primer período impositivo y finalmente la plantilla media del período 01-01-2011 a 31-12-2011 fuera inferior a la unidad deberá ingresar junto con la cuota de este último período impositivo, el importe resultante de aplicar el 5% a la base imponible del primer período impositivo, además de los intereses de demora.

§                                                 ο La plantilla media en los doce meses siguientes al inicio del primer período impositivo es igual a cero; no procederá la aplicación en el mismo del tipo de gravamen reducido. Teniendo en cuenta que como se ha expuesto anteriormente, puede suceder que en el momento en que finalice el plazo de presentación de la declaración del primer período impositivo, no haya concluido el plazo de doce meses a considerar para el cálculo de la plantilla media, si el sujeto pasivo pudiera estimar razonablemente que la plantilla media va a ser igual o superior a la unidad o inferior pero superior a cero, podría aplicar el tipo de gravamen reducido en el primer período impositivo sin perjuicio de que si finalmente la plantilla media fuese cero procediera a efectuar la regularización correspondiente.

Para el cálculo de la plantilla media de la entidad se tomarán las personas empleadas, en los términos que disponga la legislación laboral, teniendo en cuenta la jornada contratada en relación con la jornada completa.

Finalmente concluye el precepto señalando que la escala de tipos de gravamen reducidos no será de aplicación en la cuantificación de los pagos fraccionados que se realicen bajo la modalidad prevista en el art.45.3 TRLIS (sobre base imponible).

§                                 Sociedad que tiene por objeto social la gestión de nóminas y seguros sociales, el asesoramiento fiscal, contable, laboral, económico-financiero, jurídico y empresarial. Dicha actividad es llevada a cabo por los dos administradores solidarios de la sociedad, los cuales son, a su vez, socios únicos de la mercantil, siendo cada uno de ellos titulares del 50% del capital social. De acuerdo con lo dispuesto en el art. 1.2.c) de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, no tendrían la consideración de trabajadores por cuenta ajena “Quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, cuando posean el control efectivo, directo o indirecto de aquella, en los términos previstos en la disposición adicional vigésima séptima del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio”. De acuerdo con esta última disposición, se entenderá, en todo caso, que se produce tal circunstancia cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la mitad del capital social. Dado que en el caso plantado concurren estas condiciones en las dos personas que prestan servicios a la sociedad, se entenderá que a efectos fiscales la plantilla es nula y, por tanto, no se cumpliría el requisito de mantenimiento o creación de empleo a que se refiere la DA 12.ª TRLIS ( DGT  CV1065-10 de 20-05-2010).

§                                 En los supuestos en que la entidad calcule sus pagos fraccionados sobre la base del período a que se refiere cada uno de los pagos a cuenta, la escala de gravamen prevista en la  DA 12.ª TRLIS no será de aplicación a la hora de cuantificar el tipo de gravamen aplicable a los mismos, sin perjuicio de que fuese aplicable dicha escala en la liquidación del Impuesto sobre Sociedades del período impositivo de cumplirse los requisitos exigidos en dicha DA 12.ª TRLIS ( DGT CV1360-10 de 17.06.2010).

§                                 En una consideración general del supuesto planteado, en el que el cónyuge o los familiares antes referidos del empresario ejercen su actividad en la empresa individual, o en las citadas sociedades en las que tienen el control, que en principio tendrán la consideración de trabajadores por cuenta propia, salvo que se demuestre su condición de trabajadores por cuenta ajena, esto es, que están vinculados al empresario o a la sociedad por una relación laboral, ejerciendo su actividad con las notas definidoras del trabajo por cuenta ajena: voluntariedad, remuneración, ajenidad y dependencia (DGT  CV1472-10 de 28-06-2010).

§                                 De acuerdo con lo dispuesto en el art.1.2.c) de la Ley 20/2007, de 11 de Julio, del Estatuto del trabajador autónomo, no tendrían la consideración de trabajadores por cuenta ajena “quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presente otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, cuando posean el control efectivo, directo o indirecto de aquella en los términos previstos en la disposición vigésima séptima del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de Junio.” De acuerdo con esta última disposición, se entenderá, en todo caso, que se produce tal circunstancia cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la mitad del capital social. En el presente caso los socios son titulares del 33,33% del capital social, por tanto tendrían que probar que no tienen el control de la sociedad, puesto que en otro caso no tendrían la consideración de trabajadores por cuenta ajena, lo cual supondría que a efectos fiscales la plantilla sería nula y, por tanto, no se cumpliría el requisito de mantenimiento o creación de empleo a que se refiere la disposición adicional duodécima del TRLIS. No obstante, la naturaleza laboral o no de la relación entre la empresa y sus empleados va a depender de las relaciones existentes entre ambas partes y de las circunstancias específicas que concurren en los servicios prestados en cada caso concreto, de acuerdo con la legislación laboral, por lo que dicha determinación es ajena a las competencias de este Centro Directivo ( DGT CV2141-10 de 28-09-2010).

§                                 No se entenderá que una trabajadora que se encuentre de baja por maternidad determina una reducción de plantilla de la entidad consultante, en la medida que tenga la condición de empleado a efectos de la legislación laboral. Respecto del trabajador que sea contratado para su sustitución, lógicamente se tendrá en cuenta para el cálculo de la plantilla media del período. En su cómputo, se ponderará el tiempo durante el cual haya prestado servicios a la entidad con posterioridad a su contratación de acuerdo con las condiciones previstas en la D.A. 12ª del TRLIS (DGT CV2334-10 y CV2335-10 de 27-10-2010).

· Tipo del 25%:

o                a) Las Mutuas de Seguros Generales, las Entidades de Previsión Social y las Mutuas de Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social que cumplan los requisitos establecidos por su normativa reguladora.

o                b) Las Sociedades de Garantía Recíproca y las Sociedades de Refinanzamiento reguladas en la Ley 1/1994, de 11 de marzo, sobre el Régimen Jurídico de las Sociedades de Garantía Recíproca, inscritas en el registro especial del Banco de España.

o                c) Las Sociedades cooperativas de crédito y cajas rurales. Estos tipos no son aplicables a la base imponible correspondiente a los resultados extra-cooperativos definidos en la Ley 20/1990, a los que se aplicará el tipo general.

o                d) Los colegios profesionales, las asociaciones empresariales, las cámaras oficiales y los sindicatos de trabajadores.

• La plusvalía obtenida por un Colegio Profesional en la venta de su sede social tributa al tipo del 25% ( DGT 27-11-2001).

o                e) Las entidades sin fines lucrativos a las que no sea de aplicación el régimen fiscal establecido por la  Ley 49/2002, de 23 de diciembre.

o                f) Los Fondos de Promoción de Empleo constituidos al amparo del art.22 de la Ley 27/1984, de 26 de julio, sobre Reconversión y Reindustrialización.

o                g) Las uniones, federaciones y confederaciones de cooperativas.

o                h) Las comunidades titulares de montes vecinales en mano común reguladas en la  Ley 55/1980 (Ley 50/1998, de 30 de diciembre).

o                i) La Entidad de Derecho público Puertos del Estado y las Autoridades Portuarias. Conforme a lo dispuesto en la DF 4.ª, apartado cuarto de la Ley 25/2006, la aplicación del tipo impositivo del 25% a estas entidades es aplicable con carácter retroactivo a los períodos impositivos iniciados a partir del año 2000.

o                j) Los partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores (art. 11 ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre financiación de los partidos políticos).

· Tipo del 20%: las sociedades cooperativas fiscalmente protegidas, excepto por lo que se refiere a los resultados extracooperativos, que tributarán al tipo general.

· Tipo del 10%: las entidades que reúnan los requisitos para disfrutar del régimen fiscal establecido en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

· Tipo del 1%:

o                a) Las SIMCAV reguladas por la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva, cuyo número de accionistas no sea inferior a 100.

o                b) Los Fondos de Inversión de carácter financiero regulados por la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, cuyo número de partícipes no sea inferior a 100.

o                c) Las Sociedades y Fondos de Inversión Inmobiliaria regulados por la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, que con el carácter de instituciones de inversión colectiva no financieras tengan por objeto social exclusivo la inversión en cualquier tipo de inmuebles urbanos para su arrendamiento. Estos inmuebles han de permanecer en el patrimonio de la entidad durante tres años, al menos, a partir de su adquisición, salvo autorización especial de la Comisión del Mercado de Valores. La transmisión de estos inmuebles antes del indicado plazo de tres años determinará que la renta derivada de esta transmisión tributará al tipo general; además, junto a la cuota del período impositivo en que se produzca tal transmisión, la entidad deberá regularizar la tributación de las rentas de los ejercicios anteriores derivadas de estos inmuebles, ingresando la diferencia resultante entre el tipo general de gravamen aplicado a las mismas y el tipo del 1% a que han tributado.

El coeficiente de inversión obligatoria en viviendas y residencias que se exigía a este tipo de entidades para poder aplicar el tipo de gravamen del 1% fue suprimido con efectos para los períodos impositivos iniciados a partir de 01-01-2009 por la Ley 11/2009 reguladora de las SOCIMI, que dio nueva redacción al art.28.5.c TRLIS. Por tanto, a este tipo de entidades actualmente se les permite la inversión en cualquier tipo de activo inmobiliario de naturaleza urbana (viviendas, residencias, oficinas, locales, garajes, etc.).

Además, y también conforme a la nueva redacción dada al art.28.5.c TRLIS por la Ley 11/2009, en los períodos impositivos iniciados a partir de 01-01-2009, se condiciona la aplicación del tipo del 1% a estas entidades a que sus estatutos prevean la no distribución de dividendos.

Su número mínimo de accionistas o partícipes es de 100.

o                d) También tributarán a este tipo reducido del 1% las Sociedades y Fondos de Inversión Inmobiliaria que, además de reunir los requisitos anteriores, desarrollan la actividad de “promoción inmobiliaria” de viviendas para dedicarlas exclusivamente al arrendamiento siempre que:

§                                 - Las inversiones en inmuebles afectos a esta actividad no superen el 20% del total del activo de la entidad.

§                                 - Debe llevarse un registro contable que permita separar las rentas derivadas de cada vivienda adquirida o promovida.

§                                 - Los inmuebles promovidos por la entidad deben permanecer arrendados u ofrecidos en arrendamiento por la entidad durante un período mínimo de siete años. El incumplimiento de este requisito determina que la plusvalía producida en la transmisión tributará al tipo general del Impuesto; y además se deberá regularizar la tributación de las rentas de los ejercicios anteriores derivadas de estos inmuebles, ingresando la diferencia resultante entre el tipo general de gravamen aplicado a las mismas y el tipo del 1% a que han tributado (Ley 23/2005, de 18 de noviembre).

Fuentes: Gestoria Barcelona- CISS ONLINE-

Imprimir Artículo Imprimir Artículo
Consulte nuestros servicios relacionados con el artículo
Síguenos en:

Autor del Artículo

Responder