El IVA de caja para los autónomos

El 28 de septiembre de 2013 se publicaba en el BOE la Ley de Apoyo a los Emprendedores, y con ella el régimen especial del IVA de caja, una medida muy solicitada por los autónomos durante los últimos años.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Su característica principal es que estos trabajadores por cuenta propia pueden acogerse voluntariamente a esta medida y no deberán adelantar a Hacienda el IVA de las facturas que no han sido cobradas.

Iva de Caja para autonomos

Requisitos del IVA de Caja para los Autónomos

Como suele pasar con frecuencia, existen una serie de problemas que hacen que algunos autónomos no se puedan acoger a estas medidas por los requisitos y especificaciones concretos.

El primer requisito es que solo se podrán acoger los sujetos pasivos que no hayan superado los dos millones de euros de caja en el año natural anterior. Para realizar este cálculo se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

– Si se han iniciado actividades empresariales o profesionales en el año natural anterior, el importe de operaciones deberá elevarse al año.

– Si no se hubieran iniciado actividades empresariales en el año natural anterior, se podrá aplicar este régimen especial en el año natural en curso.

¿Cómo funciona?

Debes solicitarlo al presentar la declaración al comienzo de la actividad a través del modelo 036 o 037 o en el mes anterior al inicio del año natural en el que se va a aplicar la medida, modificando los datos censales en el apartado del IVA que corresponde. El autónomo también puede renunciar y tendrá una validez de tres años, siempre y cuando en ese periodo no quede excluido del mismo.

Así, el impuesto se devengará en el momento del cobro, tanto parcial como total. Si no, el devengo se producirá el 31 de diciembre del año posterior, por lo que solo se trata de un aplazamiento. Además, el cobro se debe acreditar en el momento en el que se realice la operación.

A tener en cuenta

Esta ley tiene un criterio simétrico de aplicación, es decir, que se tiene en cuenta tanto en el IVA devengado en las facturas de venta como en el soportado en las facturas de gastos. La normativa establece así que los sujetos pasivos verán atrasada la deducción del IVA hasta el momento en que efectúen el pago a sus proveedores.

Además, aquellas personas que no estén acogidas al IVA de caja pero que hayan realizado operaciones con otras que sí, no podrán deducirse las cuotas soportadas hasta haber abonado el pago total o parcial de las mismas.

Aplicación

Puede aplicarse a todas las operaciones, exceptuando las intracomunitarias. Otras excepciones son:

– Las acogidas a los regímenes especiales simplificado, de la agricultura, ganadería y pesca, del recargo de equivalencia, del oro de inversión, aplicable a los servicios prestados por vía electrónica y del grupo de entidades.

– Las entregas de bienes exentas de IVA.

– Las adquisiciones intracomunitarias de bienes.

– Aquellas en las que el sujeto pasivo del Impuesto sea el empresario o profesional para quien se realiza la operación.

– Las importaciones y las operaciones asimiladas a las importaciones.

En Gestoría Barcelona podemos ayudarte a acogerte a esta medida y evitar el pago de cantidades que todavía no has cobrado.

Publicado en Fiscal and tagged .