Formas de pago: El cheque

El cheque es un documento de carácter mercantil que es aceptado como método de pago. Se emite por una persona para que una entidad financiera pague la cantidad específica a un tercero siempre que se disponga de fondos en la cuenta de la persona que lo pretende emitir.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

El “librador” es una persona física o jurídica que debe una cantidad determinada y se compromete a liquidarla a través de este documento. El “librado”, en cambio, es la entidad financiera que le da al deudor el cheque. Éste tiene que tener una cuenta abierta para poder abonar la cantidad que se refleja en el cheque. Por último, el “beneficiario” es la persona que recibe el cheque y que cobrará la cantidad que se describe en el mismo. También se conoce como “tomador” o “tenedor”.

Se podría decir que es una forma de autorizar a una tercera persona la retirada de una cantidad fijada de dinero de su propia cuenta, siempre con conocimiento de la entidad.

El cheque

Requisitos para su expedición

El librador deposita en la entidad su deseo de autorizar a una tercera persona la retirada de una cantidad concreta cuando esta lo requiera. El banco está obligado a mantener el saldo de la cuenta del librador hasta que el tenedor lo retire. Estos están depositados en la llamada “cuenta corriente de cheques”.

Si el banco se negase a pagar un cheque sin causa justa, a no ser que esté indispuesto u obrando, infringiendo sus obligaciones derivadas del contrato de cheque,deberá pagar al librador una pena.

Debe disponerse de fondos suficientes para hacer efectivo el cobro. En caso contrario, se procederá a una sanción.

El librador debe haber sido autorizado por el librado para expedir cheques a cargo de su cuenta.

Tipos de cheque

Existen muchas clases de cheques. El más común es el nominativo a la orden del portador, y solo podrá ser cobrado por la persona indicada. Se puede incluir un beneficiario, en cuyo caso puede ser entregado a una persona diferente al que lo cobrará, aunque este debe firmar en el dorso. El último tipo, restringido en algunos países, indica que cualquier persona puede cobrarlo siempre que sea portadora.

Otros tipos

Cheque cruzado: Dos líneas paralelas se cruzan diagonalmente en el anverso. Significa que no puede ser cobrado en efectivo, sino a través de cuenta bancaria.
Cheque para abono en cuenta: Con su correspondiente cláusula “para abono en cuenta” indica que deberá ser abonado en la cuenta del portador.
Cheque certificado: El librado exige al librador que lo certifique haciendo constar que dispone de fondos suficientes para cubrir el cheque.
Cheque de caja o Cheque de Gerencia: Expedido por una institución de crédito a sus propias dependencias. Se trata de una garantía y no tiene fecha de caducidad. En España y otros países se le denomina cheque bancario.
Cheques de viajero: Expedido por instituciones de crédito a su propio cargo a pagar por otro de sus establecimientos dentro del país o en el extranjero.
Cheque de pago diferido: A la fecha de presentación estipulada en el documento el librador debe tener fondos suficientes depositados a su orden en la cuenta corriente bancaria.

Si necesitas más información o quieres saber si cumples los requisitos necesarios para expedir un cheque en Gestoría Barcelona podemos asesorarte de forma fácil y rápida.

Publicado en Contable.