Ventajas de montar una franquicia

Para muchos emprendedores, encontrar una idea de negocio puede ser complicada. Hay que tener en cuenta que existen sectores muy copados y con una gran competencia en el que muchas veces es complicado destacar. Si vamos a hacer una inversión importante y no queremos arriesgarnos a fracasar una buena idea es pensar en montar una franquicia, un modelo de negocio cuya ventaja principal es que se trata de un sector ya estudiado.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Si estás pensando en emprender, una franquicia te garantiza un modelo de negocio que ya ha tenido éxito y que está generando ventas en otros lugares. Si necesitas garantía de rentabilidad y la seguridad de iniciar un buen proyecto, presta atención a este artículo que hemos preparado:

Funcionamiento

Para entender las ventajas de este sistema, primero tenemos que entender cómo funciona. Una franquicia no es más que una colaboración empresarial que se regula mediante un contrato privado entre dos partes. Así, debemos distinguir dos actores dentro del proceso:

El franquiciador: Es una empresa que ha creado un modelo de negocio que funciona y que incluye una marca, una imagen que mostrar a los clientes, una experiencia empresarial, procesos de gestión y en definitiva todos los elementos que componen la empresa. Son modelos muy estudiados que han analizado diferentes factores para adaptarse a las necesidades del mercado.

El franquiciado: Es un autónomo o una sociedad que se anima a gestionar este modelo de negocio en una zona geográfica determinada porque tiene interés en compartir su rentabilidad. Existen diferentes tipos de contrato de los que hablaremos más adelante, por eso el emprendedor debe conocer desde un primer momento todas las condiciones.

Los contratos

Como se trata de un documento que regula absolutamente todos los aspectos del negocio, debe estar redactado de forma muy detallada para que las dos partes lleguen a un acuerdo justo. El contrato regula aspectos como la zona de actuación, que depende también de la situación de otros franquiciados, la exclusividad territorial, que permite explotar un área sin que otro franquiciado entre como competencia, la actividad, los objetivos empresariales, el apoyo que se recibirá por parte de la franquicia, los precios, la duración y también las posibles condiciones de terminación.

Ventajas al montar una franquicia

Es importante tener claras todas las cláusulas del contrato para evitar contratiempos futuros. Recordemos que se trata de una regulación total de una actividad que puede durar años, así que es importante estar de acuerdo con todas las partes de este documento. Si lo necesitas, podemos ayudarte a entenderlo y a pactar las condiciones para garantizarte la mejor rentabilidad.

Posibles ventajas de montar una franquicia

Aunque ya hemos hablado de que se trata de un sistema de negocio que te da seguridad empresarial, hay muchas más ventajas que se pueden atribuir a este modelo, y que debes tener en cuenta a la hora de escoger una fórmula empresarial:

Reduce el riesgo: Tanto porque partes de un negocio que ya funciona como porque existen otros franquiciados y un franquiciador que pueden ayudarte a sacar el negocio adelante. Te ofrecen asesoramiento, apoyo, conocimiento, formación, asistencia, proveedores e incluso financiación bancaria. Esto va a hacer que no empieces de cero y que puedas generar beneficios desde el primer mes.

Facilita el proceso: El franquiciador está muy interesado en vender, por eso te ofrece todas las facilidades para cerrar la operación. No solo correrá con los gastos de gestión, sino que además te facilitará todo el material necesario para empezar, tanto de imagen corporativa, como de gestión, control de ventas y todas las facilidades que pueda.

Los clientes ya conocen la marca: No tendrás que hacer un estudio de mercado ni tampoco emplear costosos métodos de marca, porque los clientes potenciales ya conocen las cualidades de la franquicia y hay más posibilidades de que entren en tu negocio.

Gracias a esto, la elección de una franquicia como forma de emprendimiento ha crecido mucho entre los autónomos, sobre todo del comercio o la hostelería, ya que les permite competir en igualdad de condiciones con los grandes negocios sin tener que realizar esfuerzos titánicos.

Inconvenientes

Como en todas las formas de negocio, una franquicia también puede tener asociados una serie de inconvenientes que merece la pena destacar para evitar sorpresas. Si quieres conocer los inconvenientes de tu caso concreto puedes consultarnos.

Menor independencia y control del negocio: Trabajar con una franquicia hace que no puedas tomar decisiones individuales si afectan a la imagen de marca. El contrato de obliga a ejercer una actividad determinada y si es muy cerrado te impedirá realizar una labor creativa. El franquiciado es el que tiene la última palabra en este aspecto, así que te obliga a negociar diferentes condiciones.

Rentabilidad: El crecimiento del mercado de las franquicias y la crisis económica han hecho que muchos negocios tengan que cerrar a causa de la baja rentabilidad. Antes de escoger una u otra marca debes saber si tiene una gran competencia y si tienes opciones de dirigirte a su público objetivo. Además, la situación geográfica del local también influye mucho a la hora de adquirir beneficios.

Cómo escoger una franquicia

Elegir una marca depende mucho de tu objetivo, de tu presupuesto y de tu mercado concreto, pero hay una serie de consejos básicos que puedes aplicar para tomar una buena decisión. Recuerda que si quieres estudiar tu caso concreto puedes consultarnos.

Conoce la oferta: Hay una gran variedad de franquicias activas en nuestro país que se dividen por sectores. Haz una primera selección de las más interesantes en el registro de franquiciadores o visita ferias específicas para llevarte una primera impresión. Después, contacta directamente con el franquiciador para conocer las condiciones, y si tienes la oportunidad, haz una compra en un establecimiento de la cadena para estudiar el producto, el precio y el modelo de venta.

Habla con algún experto: Ellos sabrán cuál es el modelo más productivo y sabrán identificar las ventajas y carencias de tu preselección.

Pide opinión: Investiga qué tiendas cerraron y por qué, habla con los franquiciados, incluso con los de otras franquicias… te ayudará a tomar la decisión.

Calcula los costes: Una franquicia no solo conlleva un desembolso inicial importante, sino también una serie de costes mensuales fijos como el alquiler del negocio, los gastos de luz, agua, fiscales… etc. Estudia bien la rentabilidad del sistema.

Encuentra el local adecuado: Debe estar bien situado y tener una condiciones mínimas para que el franquiciado se decida por ti. Habla con él para conocer los requisitos y estudia muy bien su ubicación para obtener la mayor rentabilidad.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Negocia bien el contrato: Debes conocer muy bien todas las cláusulas para no llevarte sorpresas innecesarias. Puedes consultar con una gestoría como nosotros para que te hablemos de todas las implicaciones de lo que firmas.

Publicado en Creación de Empresas.