¿Qué es el recargo de equivalencia?

Si vas a darte de alta en el régimen de trabajadores por cuenta propia o ya formas parte de este colectivo debes conocer algunos conceptos que estarán muy presentes durante el desarrollo de tu actividad. Como sabes, una de tus obligaciones como autónomo es la de presentar y pagar una serie de impuestos derivados de tu actividad. Los más comunes son el IRPF, que se retiene en tus facturas o se paga mediante el sistema de estimación directa y el IVA, un impuesto indirecto que grava los bienes y servicios.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

La forma de recaudación de ambos es diferente, porque el IRPF se retiene en cada servicio y el IVA debe pagarlo el trabajador por cuenta propia o la empresa cada tres meses. De esta forma, el sujeto actúa como recaudador de la Agencia Tributaria y guarda el dinero correspondiente a este impuesto para luego ingresarlo en las arcas del Estado.

Es importante que sepas que hay una relación importante entre lo que facturas por los servicios y el gasto que realizas al llevar a cabo tu actividad, por eso puedes desgravar el IVA de las facturas que hayas recibido, restando el de los gastos al facturado. Si no tienes claro cómo hacer este proceso, en Gestoría Barcelona podemos ayudarte a llevar a cabo los cálculos y hacer la presentación telemática del IVA cada tres meses.

Aunque muchos trabajadores por cuenta propia deben llevar a cabo este trámite cada tres meses, hay una excepción cuyo objetivo es facilitar las gestiones de los autónomos para ganar tiempo y ahorrar esfuerzo.

¿Qué es el recargo de equivalencia?

En algunos sectores, como el comercio minorista, es decir, el que vende al cliente final, se puede aplicar una gestión de este impuesto mucho más sencilla. De esta forma, el trabajador o empresario acepta pagar un porcentaje mayor de IVA a cambio de no tener que hacer la declaración a Hacienda. Esto solo se aplica a la gestión de mercaderías o género y el pago del impuesto se hace directamente a los proveedores. Si estás en alguno de estos casos, debes saber que tienes la oportunidad de evitar la presentación del impuesto cada tres meses. Podemos asesorarte en cualquier momento sobre este tema.

Principales ventajas e inconvenientes del recargo de equivalencia

Estas medidas se toman para ahorrar trámites administrativos a pequeños empresarios y autónomos, que aceptan pagar una cantidad mayor que la correspondiente a su sector de actividad para no tener que perder tiempo en el proceso o contratar a una empresa que realice la liquidación del impuesto por ellos.

Así, podemos considerar que el principal beneficio de este sistema es ahorrar tiempo y esfuerzo a los autónomos. Sin embargo, esto conlleva una serie de inconvenientes que hay que tener en cuenta y que puede que no te compensen a la hora de desarrollar tu actividad.

  • El IVA soportado no se puede deducir, lo que añade costes a la mercancía adquirida y a los productos que se venden al cliente final. Hay que tener en cuenta este aspecto a la hora de decidir uno u otro régimen.
  • Tampoco se podrá deducir el IVA de las inversiones, un problema para quien quiera hacerlo con una cantidad de dinero determinado, que puede optar por crear una sociedad.

Otros aspectos a tener en cuenta

Aunque este sistema simplifica mucho las gestiones llevadas a cabo por los comerciantes, no las elimina del todo, ya que hay que tener en cuenta la presentación de otros impuestos como el IRPF, que se puede hacer mediante el régimen normal o por estimación directa. Esto significa que aunque te encuentres dentro del recargo de equivalencia debes seguir presentando este otro impuesto. De todas formas, es muy atractivo poder evitar llevar un cuaderno de contabilidad y tener que presentar la liquidación del impuesto cada tres meses, porque te permitirá ganar tiempo y simplificar tu actividad.

Por supuesto, también hay casos que necesitan de un estudio propio, como comerciantes que se encuentran en dos régimenes de IVA diferentes o aquellos que deben emitir facturas puntuales, por eso si estás en alguno de ellos te recomendamos que nos consultes para que podamos estudiar tu caso concreto y darte una solución de calidad. En Gestoría Barcelona llevamos muchos años ayudando a trabajadores por cuenta propia para ti que tienen dudas sobre procesos concretos y necesitan soluciones rápidas y que les sirvan durante el desarrollo de su actividad.

Publicado en Autónomos, Fiscal.