Qué gastos puedo desgravar como autónomo

¿Qué debes saber primero?

Como autónomo, y en el momento de presentar tus impuestos, debes tener claro los gastos deducibles y no deducibles.

Debes saber que, ante todo, que los gastos deducibles lo serán siempre y cuando cumplan una serie de requisitos mínimos pero necesarios.

  • Debes poseer el documento que justifique la operación o, lo que es lo mismo, la factura del servicio o del producto. La factura es fundamental para los gastos deducibles para autónomos. Y es que, a pesar de que en algunas ocasiones, un ticket puede servir, si quieres que el IVA quede reflejado, te hará falta la factura.
  • También es necesario que el producto, el servicio o el bien que hayas adquirido, estén relacionado con tu actividad dentro del marco profesional.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

¿Qué sucede si tienes local u oficina?

En este caso, todos los gastos que se derive del inmueble en el que desarrollas tu actividad profesional pueden desgravarte tanto desde el punto de vista del IVA como desde el punto de vista del IRPF.

No obstante, el impuesto correspondiente a las basuras tendrás que abonarlo.

¿En tu caso trabajas desde casa?

Si este es tu caso debes saber que los gastos deducibles del IRPF tienen unas limitaciones muy claras.

Debes saber que la parte proporcional entre la jornada laboral y los metros cuadrados, puede ser desgravada teniendo en cuenta que una jornada laboral está estipulada en 1.800 horas al año.

Por poner un ejemplo práctico, en el caso de que tu vivienda tenga una superficie de 100 metros cuadrados y tu despacho tenga unos 15 metros cuadrados, tendríamos que aplicar el 20% al 15% de la vivienda que es donde desarrollas tu actividad. O, lo que es lo mismo (1.800/8.760 horas que tiene un año) hace que nos podamos deducir el 3% de los gastos que hay en tu domicilio como puedan ser el cado del agua, de las reformas o de la luz.

Aumenta este porcentaje teniendo en cuenta los gastos deducibles de impuestos podría ser “sospechoso” para la Agencia Tributaria por lo que no conviene, desde ningún punto de vista, excederse.

En este caso, al igual que en el anterior, el impuesto de la basura correría de tu cuenta.

¿Cómo se manejan los gastos de telefonía móvil y/o internet?

Los gastos deducibles para personas fisicas de estas facturas que acabamos de mencionar se gestionan también en función del uso que hagas de ello para tu uso profesional.

Como consejo, te diremos que si tienes dos teléfonos uno lo puedes utilizar para desgravártelo íntegramente sino nuestra opinión es que te deduzcas el 50% de la factura del telefono y/o internet

¿Has invertido en equipamiento para tu empresa?

Dentro de este apartado hay que dejar claro que todos los gastos que hayas llevado a cabo como consecuencias de adquirir equipamiento, ordenadores, impresoras, mobiliario, etc, para tu empresa, son deducibles.

¿Qué sucede con el material necesario para trabajar?

Estos gastos también pueden ser desgravados siempre y cuando estén íntimamente relacionados con la actividad que estás desarrollando. De hecho, dentro de este apartado podrán tener cabida muchos conceptos en función de la actividad que estés desarrollando.

Para ilustrar todo esto, todos los gastos comunes como pueden ser los correspondientes al material de oficina (lapiceros, libretas, bolígrafos, etc) pueden ser deducidos, naturalmente, también, los materiales utilizados para hacer tus productos. Del mismo modo, también puedes deducir los gastos del transporte y del embalaje de dichos productos que has adquirido.

¿Tienes medio de transporte?

Cuando hablamos de los gastos del vehículo hay que distinguir entre el IRPF y el IVA.

Por la parte correspondiente al IVA, vamos a poder deducirnos el 50% del IVA que se ha pagado a excepción hecha de los taxistas, mensajeros, transportistas y comerciales en los que podremos deducirnos incluso el 100%.

Si no eres transportista, taxista, comercial o mensajero, dentro del IRPF no podrás deducirte ni la compra del vehículo ni ninguna clase de gasto que esté relacionada con ello a pesar, incluso, de que lo hayas gastado como consecuencia de tu actividad.

¿Qué sucede con los gastos derivados de la publicidad?

En este apartado no existe ninguna clase de limitación.

¿Tienes gastos médicos?

Dentro de este apartado, se puede decir que solo los gastos médicos deducibles serán aquellos que se deriven del abono de cuotas a mutuas o aseguradoras privadas con un máximo de hasta 500€ por cada año.

¿Tienes seguros?

En este caso pueden ser deducibles los gastos que se deriven de la actividad profesional como puede ser el caso de los seguros del local en el que ejerzas tu profesión así como el de responsabilidad civil. También podrás deducir sin problema las cuotas de autónomo pagadas.

¿Has tenido gastos en tus viajes?

Lo cierto es que los gastos de viajes deducibles son todos los que tienen que ver con el medio de transporte utilizado así como los que tienen que ver con el alojamiento y la manutención siempre y cuando estos sean por motivos profesionales. En estos gastos no podemos incluir aquellos que tienen que ver con los desplazamientos que se hacen desde tu domicilio hasta tu puesto de trabajo.

¿Se pueden desgravar las comidas de empresa?

Se podrá desgravar siempre y cuando dicho gasto esté estrechamente relacionado con la actividad profesional.

¿Tienes colaboraciones de otros profesionales?

Los gastos que se correspondan con servicios externos como puedan ser el caso de las asesorías y/o gestorías , por ejemplo, se podrán desgravar sin ninguna clase de problema.

¿Tienes contratado personal?

En este concepto, todo aquel gasto producto de sus seguros sociales, incentivos, dietas o salarios, son perfectamente deducibles. Incluso, dentro de la deducción puedes incluir aquellas derivadas de los colegios oficiales o asociaciones de profesionales.

¿Tienes suscripciones a revistas del sector?

Por la compra de este tipo de material, libros o revistas del sector profesional al que pertenezcas, te podrás deducir los gastos si estos tienen que ver con tu actividad.

¿Y la ropa?

En este caso, Hacienda únicamente deja deducirse el IVA de aquella ropa que pertenezca a los uniformes o al vestuario propio de la actividad profesional que se lleve a cabo.

¿A qué puedo atenerme con los cursos de formación?

Tanto si estos cursos los recibes tú como tus trabajadores, y están relacionados con la actividad que desarrollas, se pueden deducir en el IRPF.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Publicado en Autónomos, Fiscal and tagged , .