La figura del autónomo dependiente

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

El trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE) es aquel que realiza su actividad económica para una empresa o cliente del que recibe al menos el 75% de sus ingresos. Para poder tener esta consideración es necesario que comunique al cliente esta situación y que se formalice un contrato por escrito. El trabajador debe poder acreditar que cumple las condiciones establecidas en el momento de la firma de este contrato o durante el tiempo que dure la relación. Este contrato también debe estar registrado en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal con un plazo máximo de diez días hábiles posteriores a su firma, aunque este registro no tiene carácter público. Si no lo realiza el trabajador autónomo y pasan 15 días desde la firma, deberá registrarlo el cliente dentro de un plazo de otros diez días.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

El-trabajador-autónomo-dependiente

Qué incluye el contrato

Debe reflejarse la cobertura de incapacidad temporal y la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, contratada por la mutua correspondiente. Además, debe constar la infraestructura productiva y materiales propios que se necesitan para el ejercicio de la actividad y que deben ser independientes del cliente.

La duración del contrato se pactará entre las partes, pudiendo tener una fecha de finalización concreta o referirse al fin del servicio prestado. Si no se especifica la fecha se entenderá que tiene una duración indefinida.

Requisitos

Para considerarse un autónomo dependiente, el trabajador por cuenta propia no puede contratar o subcontratar con terceras personas parte del servicio para el que ha sido contratado ni tampoco su totalidad. Además, recordemos que debe poder acreditar que percibe al menos el 75% de sus ingresos de un cliente concreto a través de las consiguientes declaraciones de impuestos.

Partes del contrato

En Gestoría Barcelona disponemos de modelos de contrato de este tipo, aunque también podemos ayudarte a redactarlo, de forma que contenga lo siguiente:

Identificación de las partes.
El objeto y causa del contrato.
El régimen de la interrupción anual de la actividad, del descanso semanal y de los festivos.
La duración máxima de la jornada de la actividad, incluyendo su distribución semanal si ésta se computa por mes o año.
El acuerdo de interés profesional que sea de aplicación, siempre que el trabajador autónomo dé su conformidad de forma expresa.

Causas de extinción del contrato

Si se dan alguna de las siguientes circunstancias el contrato puede anularse:

Mutuo acuerdo de las partes.
Muerte, jubilación o invalidez que sean incompatibles con la actividad profesional que se desarrolla.
Por voluntad del trabajador autónomo si el cliente no cumple con lo estipulado.
Por voluntad del cliente por las mismas razones, en cuyo caso debe existir preaviso o hacerse conforme a los usos y costumbres.
Por decisión de la trabajadora autónoma cuando sea vea obligada por ser víctima de violencia de género.
Cualquier otra causa que esté legalmente establecida.

Recuerda que podemos asesorarte profesionalmente sobre esta u otro tipo de figura de trabajo por cuenta propia para que puedas escoger el que más te compensa y poder llevara cabo tu actividad profesional de forma rentable.

Llámanos al 932 456 116

Primera Visita Gratuita para Inicio de Negocio

Publicado en Autónomos, Emprendedores.