Medidas COVID RD 8/2020 del 17 de marzo

Para los TRABAJADORES AUTONOMOS, PROFESIONALES Y SOCIETARIOS:

Con carácter excepcional y vigencia limitada a un mes, desde el día 14/03/2020 fecha en que se declaró el estado de alarma por el COVID-19, o hasta el último día del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes, los trabajadores por cuenta propia o autónomos  tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad que se regula en este artículo, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma.
  2. En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida en virtud de lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, acreditar la reducción de su facturación en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la efectuada en el semestre anterior.

NOTA ACLARATORIA: En este caso, se tendrá que solicitará la prestacion el día 01/04 (con efecto desde el 14/03) y se tendrá que presentar algún documento donde se indique la media de facturación de los 6 últimos meses, es decir, desde el 01/10/2019 al 31/03/2020 para demostrar que las ventas del último mes han descendido al menos un 75%

Ejemplo: Si durante el semestre habéis vendido 10.000 euros / 6 meses = 1.667 euros de media mensual y durante el mes de marzo habéis vendido más de 417 euros ya no tenéis derecho a la prestación.

  1. Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas.
  • La cuantía de la prestación regulada en este artículo se determinará aplicando el 70 por ciento a la base reguladora. Cuando no se acredite el período mínimo de cotización para tener derecho a la prestación, la cuantía de la prestación será equivalente al 70 por ciento de la base mínima de cotización.
  • La prestación extraordinaria por cese de actividad regulada en este artículo tendrá una duración de un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que este se prorrogue y tenga una duración superior al mes. El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

En el caso de que cumpláis todos los requisitos que piden, se tendrá que tramitar la baja de actividad (NO TENGO CLARO SI HABRÁ QUE TRAMITAR LA PETICION ANTES DE PRESENTAR LA BAJA) y si tenéis una cuota bonificada, probablemente perderéis la bonificación cuando volváis a tramitar el alta. Este punto no ha sido aclarado todavía por la TGSS pero creemos que será así ya que estas medidas extraordinarias pretenden que no hayan bajas de actividad o despidos por parte de las empresas. En ese caso, creemos que es muy importante que valoréis el coste que os supone beneficiaros de esta prestación extraordinaria que durará un mes o hasta que finalice el estado de alarma y el coste que os supone perder la cuota bonificada durante el período que os queda pendiente de aplicación. En la mayoría de los casos será más interesante seguir pagando los autónomos y acogeros a la subvención que la Generalitat ha comunicado que va a facilitar. En ningún caso, podéis acogeros a esta prestación y a la subvención a la vez, puesto que son incompatibles ya que en el RDL se especifica que la prestación no puede compatibilizarse con ninguna otra ayuda o prestación.

Con respecto a la Subvención de la Generalitat, adelantó algunos requisitos pero todavía no han desarrollado la normativa completa, ni el procedimiento o plazo para solicitarla. Os adelantamos parte de los requisitos que a anunciado a modo informativo:

1. Estar dentro de las actividades en que las autoridades sanitarias hallan decretado el cierre y no dispongan de otras fuentes alternativas de ingresos. Las actividades son las que se enumeraron en el RDL del 14/03 y que os recordamos según el citado texto: Se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, a excepción de los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, sanitarios, centros o clínicas veterinarias, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías, lavanderías y el ejercicio profesional de la actividad de peluquería a domicilio.

 2. Ser Persona física. Es decir las empresas y los autónomos societarios quedan excluídos.

3. Seguir de Alta en el RETA. Por tanto no hay que darse de baja y hay que seguir pagando los recibos de autónomos.

4. Esta subvención es incompatible con cualquier otra ayuda con la misma finalidad. Por ejemplo las que ha aprobado el Gobierno.

5. Acreditación de una reducción de facturación drástica e involuntaria comparativa de marzo 2020 con marzo 2019. Los que no lleven una antigüedad superior al año, la comparativa será la media de todos los meses desde su inicio de actividad con la facturación de marzo 2020.

Si estáis interesados finalmente en acogeros a esta prestación extraordinaria que ofrece el Gobierno, tendréis que solicitarlo directamente a través de vuestra mutua laboral que es quien gestionará el pago de la prestación. Estamos contactando con las mutuas para saber como se tendrá que hacer, de momento aún no saben como lo gestionaran. En cuanto lo sepamos os informaremos. 

Para las EMPRESAS ó AUTONOMOS CON TRABAJADORES

Las suspensiones de contrato y reducciones de jornada que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración del estado de alarma, que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor mayor, con las consecuencias que se derivan del artículo 47 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

  • En los supuestos en que se decida por la empresa la suspensión de contratos o la reducción temporal de la jornada de trabajo con base en las circunstancias descritas en el apartado 1, se aplicarán las siguientes especialidades:

a) El procedimiento se iniciará mediante solicitud de la empresa y deberá comunicarlo a los trabajadores.

b) La existencia de fuerza mayor será constatada por la autoridad laboral

c) La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud, previo informe, en su caso, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

d) El informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, cuya solicitud será potestativa para la autoridad laboral, se evacuará en el plazo improrrogable de cinco días