Las asociaciones no tendrán que liquidar el Impuesto de Sociedades

Hoy queremos hablar de los cambios que suposo la Ley 25/2015 de 28 de julio de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, que afecta principalmente a las entidades sin ánimo de lucro, a clubes y asociaciones. Así, si te encuentras en alguna de estas situaciones podrás conocer los beneficios que se aplican desde esta fecha.

En un principio, el Ejecutivo estudió que estos colectivos fuesen incluidos dentro del Impuesto de Sociedades, que deben liquidar cada cierto tiempo todas las empresas y que supone una carga fiscal importante para muchos negocios. Sin embargo, las críticas de los afectados fueron suficientes para que el Gobierno optase por mantenerlas fuera del tributo tanto para este año como para los ejercicios futuros. Así, las entidades y asociaciones sin ánimo de lucro no tendrán que hacer el pago de este impuesto, lo que supone una gran noticia para los que se iban a ver afectados. Sin embargo, para poder acogerse a este régimen es necesario cumplir con una serie de premisas que detallamos a continuación:

Requisitos para la exención del Impuesto de Sociedades

El cambio entra en vigor con la modificación del tercer apartado del artículo 124 de la ley 27/2014 de 27 de noviembre y tiene efectos inmediatos, lo que significa que ya se aplica durante este ejercicio. De todas formas, los beneficiados tendrán que cumplir los siguientes requisitos:

  • Los ingresos anuales no podrán ser superiores a 50.000 euros, lo que deja fuera a algunas asociaciones mayores.
  • Los que correspondan a rentas tampoco podrán superar los 2.000 euros anuales, una consideración que vamos a explicar a continuación. También podemos estudiar fácilmente tu caso concreto.
  • Aquellas rentas no exentas de las que se beneficie la entidad deben estar siempre sometidas a retención.

Son estos dos últimos conceptos los que pueden llevar a confusión, ya que no queda claro qué ingresos están obligados a declarar. Imaginemos, por ejemplo, que un club realiza una prueba o un evento, la factura debe ir retenida y si supera los 2.000 euros entrará dentro de la declaración del Impuesto Sobre Sociedades. Está claro que en este caso es sencillo superar esta cantidad, por lo que te recomendamos estudiar bien cada caso concreto para evitar problemas.

Ventajas que supone la entrada en vigor de la modificación

Por supuesto, aunque estos requisitos puedan parecer duros, hay muchos colectivos que se van a beneficiar del cambio. Los más claros son las comunidades de propietarios y asociaciones de beneficios, las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de los colegios que solo cuenten con los ingresos de los asociados, por ejemplo. Así, aquellas asociaciones que en la práctica no realizan ninguna actividad lucrativa verán mejorada su situación y podrán mejorar sus ingresos, manteniendo una contabilidad más sencilla y evitando quebraderos de cabeza.

Si se diese el caso de tener que aplicar este impuesto, parte de los ingresos por cuotas de afiliación se verían afectados, y no solo eso, sino que estarían obligados a llevar una contabilidad, lo que supondría un problema añadido.

Si el nuevo cambio no te ha quedado claro, siempre puedes consultarnos tu caso particular para que te asesoremos al respecto y podamos analizar si cumples o no los requisitos necesarios para estar exento del pago de este impuesto. Es importante que conozcas las limitaciones para poder lograr el máximo beneficio posible en este caso.

Normalmente, este tipo de asociaciones se constituyen sin un fin económico y de enriquecimiento, sino para llevar a cabo alguna actividad específica para la que se recauda dinero por parte de los socios o se solicitan subvenciones para poner en marcha su labor. Así, en el sentido estricto del término, no tendrían que declarar beneficios derivados de la actividad en cuestión, ya que no se realiza una transacción comercial.

De haber entrado en vigor la aplicación del Impuesto de Sociedades, estas asociaciones y clubes tendrían que hacer la liquidación como si de una empresa se tratase, lo que provocaría una gran falta de liquidez. Además, muchas necesitarían contratar un asesor o los servicios de una gestoría para hacer el proceso de forma correcta y evitar cualquier fallo.

Recuerda que en Gestoría Barcelona ayudamos tanto a empresas como a asociaciones con sus dudas y también con trámites como estos, así que puedes consultarnos sin compromiso para que tratemos de diseñar un plan específico para ti o para tu empresa. Lo importante es que conozcas las limitaciones a la hora de realizar tu actividad para evitar fallos o gastos innecesarios.

Horario

De 9:00h a 18:00h de Lunes a Jueves
De 9:00h a 14:00h los Viernes

Logo GA-gad
Sicilia
Aragón
Ir arriba