¿Qué es la mochila austríaca?

Seguro que alguna vez en los últimos tiempos has escuchado el concepto de mochila austríaca, que se ha puesto de moda en los debates electorales de la mano de algunos partidos políticos y sus propuestas, y hoy queremos explicarte el concepto y cómo afectaría su implantación en nuestro país.

Para que puedas juzgar por ti mismo, en Gestoría Barcelona repasaremos el concepto para que puedas juzgar por ti mismo.

El concepto fue propuesto de forma inicial por el Servicio de Estudios del BBVA y está inspirado en lo puesto en marcha por Austria, un país de referencia en materia de empleo con una tasa de paro que nunca supera el 5%. Desde luego, este territorio es un modelo a seguir en cuanto a programas de empleo, y una de las cosas que se ha exportado es este concepto. El objetivo propuesto por esta entidad es fomentar la indemnización en caso de despido, y tiene unas características comunes claras: El despido es una de las preocupaciones fundamentales tanto del trabajador como del empresario, y la mochila austríaca supone un colchón para el empleado en caso de que deje la empresa.

Funcionamiento para el empresario

El dueño de la empresa, tal como hace con las cotizaciones sociales, aporta una cantidad de dinero variable cada mes en un fondo que siempre está a disposición del empleado cuando sea despedido. Se trata de una bolsa exclusiva con una característica concreta: la capitalización. Así, no se trata de un sistema de reparto para otros trabajadores, como la de la Seguridad Social, que se destina a pagar otras pensiones y subsidios por desempleo. Así, la preocupación del empleado puede disminuir, ya que sabe que en todo momento tendrá disponible la cuantía de la indemnización. Aunque este es el modelo original inspirado en el país europeo, la propuesta de BBVA es algo distinta, con ciertos componentes mixtos. Así, la idea es repartir la indemnización entre la mochila, con un total de 8 días capitalizados y completar el importe por parte del empresario hasta llegar a los 20 días por despido procedente y los 33 por improcedente.

Otros aspectos a tener en cuenta de la mochila austríaca

Una de sus características principales es que va de la mano de un contrato único que se utilizará por defecto, primando los contratos fijos en relación a los temporales. Así, se hacen más atractivas las condiciones de los empleos indefinidos para el empresario, reduciendo los costes, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas. Esto también es una ventaja para el empleado, que tendrá una situación laboral mucho más estable.

Ventajas para el empresario

Como hemos dicho, está claro que se reducen los costes para el dueño de la empresa, porque puede disponer de una bolsa de dinero para despidos que permite que en caso de que sea necesario para el negocio o cuando haya una baja productividad en alguno de sus trabajadores no tenga que plantearse el coste de esta decisión. Para el dueño de una empresa, poder reducir los costes y sobre todo tener controladas las consecuencias es muy importante, por eso muchos apoyan esta medida que puede favorecer a negocios en pleno crecimiento o a startups que necesitan una base sólida para poder arrancar.

Ventajas para el trabajador

Como la cotización de la mochila es individual, el empleado podrá disfrutar de los derechos del cese de la relación contractual sin importar cómo se produzca, tanto por despido o por baja voluntaria. Es una clara ventaja, ya que hasta ahora no era posible percibir ninguna cuantía de esta forma. Así, el cambio de trabajo o el inicio de un proyecto empresarial no supondrán una preocupación, ya que la indemnización está garantizada. De esta forma, se calcula que la movilidad en el trabajo y la productividad se verían afectadas de forma muy beneficiosa gracias a este cambio de paradigma y los trabajadores más productivos saldrían beneficiados.

Reacciones y consecuencias

Esta propuesta ha sufrido diferentes críticas y se ha interpretado de muchas formas diferentes. Las consecuencias serían muy notables: se flexibilizaría mucho el mercado de trabajo, porque permitiría reducir la incertidumbre tanto del trabajador como del empresario. Sin embargo, los costes por cada trabajador aumentan sustancialmente, aunque compensan el coste indirecto del despido. Así, el salario neto de los empleados podría verse reducido, lo que supondría un claro perjuicio, aunque el Gobierno podría compensarlo con una reducción en las cotizaciones sociales.

Se trata de una propuesta muy diferente a lo que tenemos hasta ahora, pero que merece la pena contemplar. Algunas empresas, sobre todo las más pequeñas, se verían muy beneficiadas. Si quieres conocer más sobre la propuesta puedes consultarnos sin compromiso, en Gestoría Barcelona siempre estamos al tanto de la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horario

De 9:00h a 18:00h de Lunes a Jueves
De 9:00h a 14:00h los Viernes

Logo GA-gad
Sicilia
Aragón