Concepto de mejora en el IRPF

En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el concepto de mejora se utiliza para determinar el valor de adquisición de un inmueble en caso de transmisión onerosa.

El valor de adquisición es el precio o contraprestación que se ha pagado por la adquisición del inmueble, incluyendo los gastos de compra, como los honorarios del notario, registro e impuestos. En el caso de inmuebles adquiridos por herencia o donación, el valor de adquisición es el valor reflejado en la escritura de aceptación de la herencia , más todos los impuestos y gastos que se hayan generado.

El concepto de mejora en el IRPF se refiere a aquellas obras o actuaciones que se realizan en un bien inmueble con la finalidad de aumentar su valor, su vida útil o su capacidad. Estas obras o actuaciones se consideran como un incremento del valor de adquisición del bien inmueble a efectos de la determinación de la ganancia patrimonial en caso de transmisión onerosa del mismo con las consecuencias positivas que tendrá en tu declaración de la Renta.

La normativa del IRPF no define expresamente el concepto de mejora, por lo que la jurisprudencia ha establecido una serie de criterios para su determinación. En general, se considera que una obra o actuación constituye una mejora cuando:

  • Aumenta el valor del bien inmueble.
  • Prolonga su vida útil.
  • Aumenta su capacidad.

Ejemplos de mejora en el IRPF

Algunos ejemplos de obras o actuaciones que se consideran mejoras a efectos del IRPF son:

  • La ampliación de la superficie del inmueble.
  • La instalación de nuevas instalaciones, como calefacción, aire acondicionado o ascensor.
  • La reforma integral del inmueble.
  • La mejora de la eficiencia energética del inmueble.

En cambio, no se consideran mejoras a efectos del IRPF las siguientes obras o actuaciones:

  • Las reparaciones o el mantenimiento del inmueble.
  • Las obras que sean necesarias para adaptar el inmueble a la normativa vigente.
  • Las obras que se realizan con la finalidad de mejorar la estética del inmueble.

Reparación o mejora en el IRPF

La calificación de una obra o actuación como mejora o reparación es un aspecto importante a tener en cuenta a efectos del IRPF, ya que el tratamiento fiscal de ambas es diferente. Las mejoras se consideran como un incremento del valor de adquisición del bien inmueble, mientras que las reparaciones no afectan al valor de adquisición. Las reparaciones solo se podrán deducir en el caso de que tengas el inmueble arrendado como gasto deducible. En este artículo podrás conocer que son las reparaciones desde el punto de vista del IRPF.

Por ejemplo, si un propietario realiza una reforma integral de su vivienda, el coste de la reforma se sumará al valor de adquisición de la vivienda a efectos de la determinación de la ganancia patrimonial en caso de transmisión onerosa de la misma.

En cambio si pintas todo el piso esta obra no se considerará mejora en el IRPF sino una reparación y por tanto solo será deducible si el inmuebles está alquilado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horario

De 9:00h a 18:00h de Lunes a Jueves
De 9:00h a 14:00h los Viernes

Logo GA-gad
Sicilia
Aragón