Gastos de reparación y conservación en el IRPF

A través de este artículo os vamos a explicar que considera la Agencia Tributaria como gastos de reparación y conservación deducibles en tu declaración de la Renta.

Según el artículo 13 a) del Reglamento del IRPF se consideran reparaciones las obras destinadas a volver a poner en funcionamiento un elemento del inmovilizado. Y conservación todos los procesos encaminados a mantener el activo en buenas condiciones para su uso.

Estas definiciones nos ayudan a indentificar que gastos se pueden considerar como deducibles de los ingresos obtenidos por el arrendamiento de inmuebles en nuestra declaración de la Renta y no confundirlos con el concepto de mejora.Para saber más sobre el concepto de mejora puedes consultarlo aquí.

Gastos de reparación y conservación en el IRPF

Así serán gastos de reparación y/o conservación deducibles de los rendimientos inmobiliarios en el IRPF , siempre que se cumplan estos requisitos:

  • Que sean gastos realizados en el inmueble que tengamos arrendado. Por tanto , si la vivienda en la que realizamos los gastos no está alquilada no se podrán deducir. Ver gastos previos al alquiler
  • Que sean gastos realizados con la finalidad de mantener el uso normal del inmueble.
  • Que no provoquen la estructura, configuración ni superficie habitable de la vivienda ya que estos casos se considerann mejoras.
  • Los gastos de reparación y/o conservación deber estar documentos mediante factura que permitan determinar tanto el concepto del gasto como en que inmueble se han producido.

Ejemplos de gastos de reparación y conservación en el IRPF

  • Pintar las paredes del piso.
  • Substituir o reparar la caldera o un calentador
  • Substitución de puertas y ventanas, siempre y cuando no suponga una mejora en el inmueble.
  • Arreglo de una fuga de agua.
  • Substituir o reparar un equipo de aire acondicionado averiado.
  • Renovación de la instalación eléctrica.
  • Substitución de elementos sanitarios.
  • Substitución del parquet.
  • Renovación de la instalación de fontaneria

Gastos de reparación previos al alquiler

Como hemos dicho antes uno de los requisitos para deducirnos los gastos de reparación de los rendimientos del capital inmobiliario (alquileres) es que en el momento en que se produzcan, la vivienda esté arrendada. No obstante, si dichos gastos de conservación y reparación se han hecho con la finalidad de alquilar la vivienda sí existe la posibilidad de desgravarlos siempre y cuando el titular de la vivienda no disfrute del inmueble ni siquiera temporalmente . Si en el año en que se producen los gastos el inmueble no ha estado arrendado en níngún momento, los gastos de reparación y conservación podrán ser deducidos en los cuatro años siguientes, respetando cada año el límite legalmente establecido.

Limite máximo de deducción de los gastos de reparación y conservación

La suma de los gastos de reparación y conservación más los gastos de financiación y los intereses por la compra del inmueble no puede superar el importe del rendimiento integro de cada inmueble . El exceso podrá compensarse en los cuatro ejercicios siguientes con el mismo límite para cada inmueble .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horario

De 9:00h a 18:00h de Lunes a Jueves
De 9:00h a 14:00h los Viernes

Logo GA-gad
Sicilia
Aragón