¿Cómo rellenar el modelo 303?

Se acaba septiembre, y con él también el tercer trimestre del año, por lo que entramos de lleno en un nuevo periodo. Los trabajadores por cuenta propia y las empresas deben saber que cada periodo han de realizar la declaración del IVA, que se tiene que presentar de forma telemática a través del formulario 303 de la AEAT.

Descargar-Modelo303-PDF

Los meses del año que el autónomo debe marcar en el calendario para llevar a cabo este trámite son enero, abril, julio y octubre, y desde hace un tiempo solo se puede realizar a través de la red. Hoy queremos explicar como rellenar el modelo 303 para que aquellos trabajadores por cuenta propia que se acaban de iniciar en la actividad puedan hacer la autoliquidación sin problemas.

¿Quién debe presentarlo y cuándo debe hacerlo?

El IVA es un impuesto derivado de las actividades económicas, por lo que todos aquellos trabajadores autónomos que están incluidos en el régimen general deben hacer la autoliquidación cuando corresponda. Estos son los plazos puestos por la Agencia Tributaria:

Del 1 al 20 de abril: La liquidación correspondiente al primer trimestre del año.
Del 1 al 20 de julio: Segundo trimestre.
Del 1 al 20 de octubre: Tercer trimestre.
Del 1 al 30 de enero: Cuarto trimestre.

Es importante que respetes los plazos para evitar cualquier problema o sanción, por eso recomendamos que si quieres ahorrar tiempo y esfuerzo consultes nuestras soluciones para autónomos. Llevamos años encargándonos de este tipo de trámites para hacer el día a día de los trabajadores por cuenta propia más sencillo.

¿Cómo se presenta?

Es importante que sepas que desde hace unos meses solo puede realizarse su presentación de forma telemática a través de la web de Hacienda. Puedes hacerlo si dispones de cualquiera de los métodos de identificación aceptados, como el PIN24 horas o el certificado digital, que te acreditan para garantizar tu seguridad.

¿Cómo se recauda el IVA?

La propia empresa o el trabajador por cuenta propia trabaja como recaudador del sistema tributario, es decir, que aplica un porcentaje de IVA a los productos o servicios que vende (que depende de su naturaleza). Cuando los clientes efectúan este pago, el autónomo debe guardar este dinero para ingresarlo en las arcas del Estado cada tres meses.

Nosotros te recomendamos que lleves un control riguroso de las facturas emitidas para evitar problemas, ya que si no declaras este impuesto de forma correcta podrías enfrentarte a una sanción. Lo mejor es que lleves un libro de ingresos y de gastos o que lo hagas a través de alguna herramienta digital que sirva al efecto, pero si quieres ahorrar esfuerzo y tiempo también puedes consultarnos sin compromiso.

Al cierre de cada trimestre, la empresa o trabajador debe rellenar un formulario con el que hacer la autoliquidación del IVA, que consiste fundamentalmente en un resumen de la actividad llevada a cabo en el periodo. Para que te resulte más sencillo realizarlo vamos a hacer un recorrido por las principales casillas, aunque por supuesto puedes consultarnos para que estudiemos tu caso concreto y encontremos una solución sencilla para ti.

Pasos a seguir a la hora de rellenar el formulario 303

Antes de empezar a rellenar las casillas, verás una zona donde debes introducir tus datos personales. Tras hacerlo, también deberás introducir el periodo que vas a declarar y el año del ejercicio.

El primer espacio a rellenar se refiere al IVA devengado, es decir, aquel que se ha incluido en las facturas que hemos emitido a los clientes. Tienes que tener muy claro el porcentaje que se aplica a tu sector de actividad, y tras ello debes dirigirte al libro de ingresos y gastos y anotar la base imponible. Se trata de la cantidad que has facturado y a la que le has aplicado el IVA en todo el periodo. En ocasiones, algunos autónomos venden o prestan servicios con diferente porcentaje de IVA, por eso tienes la opción de dividir las operaciones para poder declararlas todas. También tienes la opción de incluir las operaciones intracomunitarias y los recargos por equivalencia en este apartado.

Una vez que lo hayas rellenado, puedes pasar al siguiente apartado, que se refiere al IVA soportado, es decir, aquel que se ha aplicado a los bienes o servicios que necesitas para ejercer tu actividad. En este caso ese porcentaje puede venir de diferentes operaciones, por eso tienes que prestar atención a la naturaleza de cada casilla. Por ejemplo, las casillas 62 y 63 y 74 y 75 se destinan a aquellas personas y empresas sujetas al régimen especial del criterio de caja.

Cuando hayas terminado de rellenar estas partes, la aplicación calculará el resultado, es decir, la diferencia entre el IVA devengado y el deducible, que debes pagar en un plazo determinado. Puedes elegir entre ingresarlo directamente o hacer una domiciliación bancaria de la cuantía.

Cuando hayas terminado puedes pulsar en el botón de presentación, y una vez que se compruebe tu identidad con alguno de los sistemas de autenticación podrás descargarte el PDF de resumen. 

Una vez que hayas realizado esta operación unas cuantas veces descubrirás que no es realmente complicado, pero si te surge alguna duda o necesitas ayuda en este sentido, en Gestoría Barcelona llevamos muchos años ofreciendo soluciones de este tipo a autónomos y empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Horario

De 9:00h a 18:00h de Lunes a Jueves
De 9:00h a 14:00h los Viernes

Logo GA-gad
Sicilia
Aragón
Ir arriba